3 pasos para conocer a tu audiencia

Marketing, Redes sociales, Target

La mayoría de los emprendedores o pequeñas empresas, no tiene claro quién es su audiencia. Para poder comprender a tu audiencia como un “todo”, primero debes descubrir quién es tu cliente ideal. Y no lo veas como el tipo de cliente con el que quieres trabajar, sino quién se beneficiará más de tus productos o servicios; y es este tipo de cliente quien de manera natural será el tipo de cliente con el que quieres trabajar.

Crea un avatar de tu cliente ideal

Si defines a tu cliente ideal como:

  • Cualquier persona que compre por internet.
  • Cualquier persona a la que le guste comer.
  • Cualquier persona a la que le guste el color rosa.

Es tiempo de hacer una pausa y tomarse esto un poco más en serio. Para crear un avatar de tu cliente ideal, debes imaginarlo como si fuese una persona real que entra por la puerta.

  • ¿Qué lleva puesto?
  • ¿Qué hizo hoy?
  • ¿Qué es lo que más le importa?
  • ¿Qué problemas les puedes resolver?
  • ¿Qué los mantiene despiertos por la noche? No me refiero a Netflix, sino sus preocupaciones.
  • ¿Cuál es su grado escolar?
  • ¿Cuál es su ingreso promedio?
  • ¿Cuáles son sus aficiones?
  • ¿Qué plataformas de redes sociales utiliza?
  • ¿A qué se dedican?

Cuando ya has identificado a tu cliente ideal, puedes entonces empezar a generalizar.

Conócelos en persona

Cuando ya tienes clientes, el siguiente paso es acercarte a ellos, conocerlos personalmente. Tomarte el tiempo de conocer a cada uno de tus clientes en un nivel más personal es muy gratificante de muchas maneras.

No sólo comprenderás mejor lo que tu audiencia necesita, sino que comprenderás más a detalle lo mucho o poco que tus clientes se benefician de tus productos o servicios.

Si te apasiona lo que haces (que seguro es así), conocer a tus clientes personalmente, te reforzará tu propósito y mejorará futuras relaciones con clientes.

Analiza sus comentarios

Si tienes una estrategia de redes sociales, debes estar siguiendo de cerca a las personas que reaccionan ante tus publicaciones. Parte del éxito de tu estrategia se muestra en comentarios, las veces que se comparten, y otro tipo de “engagement”.

Puedes aprender muchísimo de lo que la gente te dice directamente. Sólo debes hacer las preguntas correctas y escuchar/leer atentamente.

Generalmente, a mayor “engagement” (likes, comentarios, veces compartido, etc), mejor está funcionando tu campaña. Puedes utilizar estos números para descubrir qué temas le gustan más a tu audiencia o qué tipo de mensajes no les llaman la atención.

Registra los números para que a lo largo del tiempo puedas establecer patrones y aprender más de tu audiencia.

En resumen…

Tu cliente ideal no es cualquier persona, es aquella persona que necesita eso que tú ofreces, que está dispuesta a pagar su precio por el valor que le representa y que queda satisfecha con la atención y los resultados. Por lo tanto, es el tipo de cliente con el que querrás trabajar siempre.

Conociendo a tu cliente ideal, podrás diseñar una comunicación mucho más efectiva, con mensajes que resuenen mejor en esa audiencia; que se sientan identificados y por lo tanto reaccionen a lo que les estás diciendo.

Comienza por definir un avatar, conociéndolos en persona y analizando lo que te dicen (y no dicen) en las redes sociales.