Cómo humanizar tu marca con tus textos o copywriting

Copywriting, Marketing

Debe haber miles de millones de negocios online, sin exagerar; y cada día hay más así que tienes que destacar, diferenciarte y conectar con tu público ideal y tus clientes. No puedes sólo decir “soy diseñadora gráfica” porque seguro que hay miles de millones de diseñadoras gráficas diciendo lo mismo.

¿Y qué puedes hacer al respecto? Humanizar tu negocio a través de lo primero que compartes: tus textos y contenido.

Humaniza tu copywriting

Seamos sinceras. Hay una gran diferencia entre textos humanizados y reales, y textos corporativos, sosos, aburridos y en algunos casos hasta anticuados.  Dando pequeños pasos para humanizar tus textos y añadir tu increíble personalidad, puede ayudarte a destacar entre la multitud. Además, también te será más fácil meterte en el papel de ser la cara de tu marca (si así lo decides).

No te engaño, humanizar tu copywriting es un proceso que no sucede de la noche a la mañana pero la recompensa, como establecer una relación más cerca con tu audiencia y proyectar una imagen auténtica, bien valen la pena.

Suponiendo que te he convencido de que es importante dedicarle un tiempo a humanizar tu contenido, te estarás preguntando ¿Y eso cómo lo hago? Así que lee los siguientes pasos y empieza a redactar textos inolvidables. 

Descubre cuál tu personalidad

Si es una marca personal, obviamente estamos hablando de tú personalidad pero si es una marca empresarial o corporativa, ésta marca también tiene una personalidad y debes saber cuál es.

Para tu marca personal, te recomiendo el test de 16Personalities que es gratuito, rápido y fácil de hacer. También puedes hacer el test de Sally Hogshead para descurbir cómo te ven los demás y qué te hace fascinante. Es entretenido, aunque al final te pide crear una cuenta para ver el resultado.

Conocer tu personalidad y cómo te ven los demás, puede ayudarte a crear una escritura intencional destacando tus fortalezas.

Por ejemplo, mi personalidad incluye un pensamiento analítico y amor por los detalles. Esas fortalezas hacen que mis publicaciones en el blog o redes sociales, estén llenas de detalles y pasos que guían al lector, porque soy “hacedora” de corazón.

Ya que sabes más sobre tu personalidad decide cómo puedes incluirla en tu copywriting. Además de tus fortaleza, puedes incluir cosas que te gustan. Por ejemplo hacer referencias a libros, revistas, películas, lugares, música, etc. El objetivo es ayudar a la gente a que te conozca a través de tus textos.

Define cuál será tu tono

El tono que utilices en tus textos debe ir alineado contigo y tu marca. No hay manera correcta de encontrar o crear este tono pero te comparto algunos consejos para que empieces:

  • Piensa en cómo quieres comunicarte con las personas que te leen. ¿Quieres ser visto como un amigo o un referente?
  • Piensa en los adjetivos que las personas asociarán con tus textos y tu marca. Tómalos como un punto de partida.
  • Pide a un amigo o familiar que describa cómo es tu manera habitual de hablar. Lo normal es que tono en la escritura sea relativamente parecido a tu tono natural de hablar. Es decir, si siempre hablas con tecnicismos y con un tono muy formal, tus textos deberían ser similares; si de lo contrario eres muy amigable, el tono de tus textos debería ser más bien casual.
  • Mientras descubres qué tono manejar para tu marca, recuerda que no debes encasillarte en un tono que no te represente o que no suene a ti. Debes elegir un tono de escritura que tus amigos digan “así suenas tú”.

Crea una guía de estilo de copywriting

Ya que hayas definido la personalidad y tono que quieres reflejar, debes plasmarlo en algún lugar y esa será tu guía de estilo de copywriting.

Probablemente hayas escuchado sobre una guía de identidad o de marca; pues esto es similar pero obviamente referente a la redacción de textos. Te ayudará a que tu copywriting sea consistente y ligado a la marca, independientemente de dónde aparezca.

Esta guía debe incluir:

  • Frases específicas de tu marca (frases que quieres que la gente asocie con tu marca).
  • Palabras o frases que pueden ir de la mano de tu marca, y las que no.
  • El tono.
  • Cómo reflejarás tu personalidad en el copywriting.
  • Los sentimientos y emociones que quieres transmitir con tu marca.
  • El propósito principal de tu negocio.

No estamos hablando de redactar una biblia, puede ser una simple hoja de Word que especifique estos puntos. Se trata de tener un documento accesible y a la mano para tener las pautas siempre que redactes tus textos; o por lo menos hasta que te lo sepas de memoria.

Revisa tu copywriting actual

Es muy probable que no todo tu copy siga las pautas que acabas de definir en tu guía de estilo de copywriting. Para asegurarte que tu “voz” en los textos es consistente en los medios online (y DEBE ser consistente), debes revisar todo tu sitio web y publicaciones (en blog, descripciones en redes sociales, etc).

Al revisar tus textos actuales, toma nota de todo lo que crees que debes cambiar. Es muy importante que no hagas los cambios al momento. Toma nota, medítalo, piensa con detenimiento el texto nuevo que quieres poner que vaya de la mano con tu guía de estilo de copywriting; y después, ya volverás para hacer todos los cambios de una vez. 

Ahora sí, haz los cambios

Haz los cambios página por página, publicación por publicación, todo de una sentada. Puede tomarte tiempo así que reserva en tu agenda todo un día (o lo que consideres) para hacerlo.

Con tu guía de estilo de copywriting y tus notas, haz los cambios oportunos. Parece que dividiendo esto en dos pasos (revisarlo y después hacer los cambios) estás perdiendo tiempo pero créeme cuando te digo que en realidad estás ahorrando tiempo.

No tendrás que estar cambiando el chip mental de pensar en qué cambios hacer y luego hacerlos. Te centrarás sólo en buscar las cosas que debes cambiar, o sólo en hacer los cambios. Harás que tu cerebro esté más feliz y entrarás en esa zona de concentración absoluta.

Así que incluso si odias redactar textos, de esta manera tienes más posibilidades de acabar antes y hacerlo mejor.

En resumen… Es un cliché pero SÉ TÚ MISMA

La manera más rápida de humanizar tu marca con tus textos o copywriting es siendo humano; y no cualquier humano, debes ser tú.

Suena súper cursi, lo sé, pero la manera más fácil de humanizar tu marca es conociéndote y transmitiendo ese “glow” en tu copy.

Tomará práctica y algunos momentos de prueba-error pero sigue haciéndolo. Ya verás que la práctica lleva a la perfección. Y mientras llegas a esa perfección, desde un inicio notarás cómo conectarás mejor con tu audiencia y contribuirás a que el mundo online sea un poco más humano 🙂